Todos sabemos que nuestra demanda de estar “siempre conectados” crecer drásticamente día a día a tasas exponenciales. Esta necesidad ha desarrollado tecnologías importantes que escuchamos cada vez con más fuerza: IOT, IA, 5G, que definitivamente a mayor desarrollo e implementación transformarán nuestra vida personal y profesional.

Siempre nuestra necesidad, como usuarios conectados, estará enfocada básicamente en mayor velocidad de conexión, mayores dispositivos conectados, mayor y mejor experiencia y baja latencia, y es por eso que todos coincidimos que las tecnologías anteriormente descritas (IOT, IA, 5G) tendrán en EDGE COMPUTING un aliado importante para su despliegue masivo, pero ¿Por qué BLOCKCHAIN?. Para responder ello primero veamos cómo funciona BLOCKCHAIN.

Blockchain significa cadena de bloques, es una arquitectura descentralizada conformada por “nodos” (servidores), esto significa que no existe una autoridad central que sirva como intermediario para que la transferencia de valor (dinero, servicios, etc) se realice. Los nodos contienen los bloques, y en estos se guarda la información de las transferencias cómo: su emisor, receptor, fecha, cantidad, etc, así como la identificación del bloque e identificación del bloque anterior (de allí el nombre de “cadena”). Esta información pasa a una encriptación que se crea únicamente de acuerdo con el contenido del bloque, es decir, si un valor del bloque cambia, la encriptación cambia, permitiendo que no “encaje” en la cadena (lo que es altamente detectable). No hay una sola base de datos, todos los nodos comparten la misma información. La validación y la aceptación de la información del bloque es dada por los propios usuarios de los nodos, que están en constante supervisión, y esto es por consenso total o mayoritario. Es decir, si una información es de dudosa procedencia no se aprueba el bloque y no es parte del Blockchain. Para hackear o para que se “caiga” la red se tiene que atacar a todos los nodos al mismo tiempo, lo que evita la pérdida y manipulación de datos. La descentralización de información, encriptación en cadena y muchos usuarios revisando, aceptando y validando la información vuelve a Blockchain una red segura.

Por otro lado, Edge Computing cuenta con una infraestructura de alto procesamiento de datos en el borde, debido a que permite que los dispositivos, como IoT, recopilen una cantidad de datos significativos en la fuente en lugar de enviarlos a un servidor central. Esta infraestructura de alto procesamientos de datos en la periferia será de alto valor para la implementación de nodos. Entonces Edge Computing se vuelve un aliado importante en el despliegue de Blockchain.

Pero … podría ser en viceversa, es decir ¿Blockchain podría ser un aliado importante en el despliegue de Edge Computing?… Definitivamente sí.
Cómo comentábamos al inicio, nuestra necesidad de estar “siempre conectados” nos lleva a exigir mayores velocidades, mayores dispositivos conectados, baja latencia, etc. Pero ahora el consumidor exige mayor Seguridad y Protección de sus Datos.

Gigantes como Amazon, Google, Facebook, etc, son redes centralizadas que procesan y guardan nuestra información, convirtiéndose en puntos de control de la red. Eventos recientes como el Cambridge Analytica de Facebook o filtraciones de información en las plataformas de pago online, han puesto al descubierto la inseguridad de nuestros datos.
En su lugar, Blockchain crea un mercado descentralizado seguro que combina a los proveedores con los usuarios que lo demanden, sin un solo punto de control, por ejemplo:

Un usuario requiere un servicio, el pedido es realizado a la red de Blockchain con los criterios de aceptación dados por el usuario. La red busca en sus bases de datos a los proveedores y realiza una subasta, la oferta más baja (que cumple con los criterios establecidos por el usuario) gana. El usuario y el proveedor se contactan y se realiza el acuerdo (Smart Contract). Este contrato es creado automáticamente en la red Blockchain. Al cumplirse con el acuerdo pactado (servicio) se libera el pago (que podría ser en criptomonedas, potencialmente).

Esta transferencia de valor segura nos lleva a escenarios interesantes como el contactarnos directamente con taxistas, con proveedores de alquileres de casas o departamentos, comprar y vender directamente (e-commerce), sin la necesidad de usar redes centrales como UBER, AIRBNB, AWS, respectivamente. Al mismo tiempo podríamos realizar transferencias de dinero a familiares en otros países, sin pasar por bancos, optimizando el tiempo de transferencia y comisiones, realizar nuestras donaciones directamente a los beneficiarios, sin intermediarios; a los artistas conectarse directamente con sus consumidores, permitir que nuestra refrigeradora compre directamente la leche al supermercado al terminarse, sin necesidad que otra empresa se quede con nuestros datos cómo tipo de marcas que usamos, con qué frecuencia y cómo realizamos el pago o, no menos importante, elecciones electorales electrónicas seguras.

Sin lugar a duda, Blockchain y Edge Computing tienen una relación interdependiente interesante. Existe una teoría que indica que la expectativa humana en base a la evolución de la tecnología a largo plazo es infravalorada, lo que quiere decir que al inicio no tenemos la capacidad de ver la magnitud tecnológica que nos depara el futuro. Con el Internet crecieron empresas importantes que actualmente nos facilitan el día a día, pero Blockchain y Edge Computing no sólo mejorarán la eficiencia de los servicios existentes, sino que permitirá el nacimiento de nuevas industrias y mercados a beneficio de todos.

Escrito por: Rogger Cabrera, Consulting Engineer, Ingenium.