Articulo Técnico

 

Proliferación de ATD… la importancia de la experiencia en el proceso de certificación

 

Colombia, 03 de agosto de 2016 – El desarrollo y evolución de los centros de datos, demandó inicialmente la necesidad de diseñar y construir los data center con las mejores prácticas del mercado, buscando optimización, estandarización y facilitar el mantenimiento y la operación. Luego, apareció la necesidad de poder comparar diferentes data centers entre sí (benchmarking) y en los años recientes, debido a razones de marketing y promoción comercial de los centros de datos que proveen servicios a terceros y clientes externos, se instauró la necesidad imperiosa de certificar el data center. El organismo más reconocido y valorado a nivel mundial que lo certifica es el Uptime Institute, organización privada que certifica también a los diseñadores con el título de ATD (Accredited Tier Designer). La demanda del sector por la certificación de los data centers, llevó a una proliferación en el mercado de diseñadores con la certificación de ATD. Pero ¿acaso basta con tener esta certificación por parte del diseñador para garantizar el éxito en la obtención de la certificación del data center? Algunos se preguntarán, también, si acaso este no es el propósito de contar con la certificación como ATD, pero la respuesta es no, no realmente. Esto es lo que explicaremos en este artículo.

Hasta hace menos de seis años, los data centers certificados a nivel mundial por el Uptime Institute no llegaban a ser más de unas pocas decenas y en el caso específico de las certificaciones TIER IV se contaban con los dedos de la mano. Hoy, seis años después, existen más de 300 data centers certificados en diseño a nivel mundial como TIER III (con más de 100 de ellos certificados además en instalación construida) y más de 70 sitios certificados en diseño como TIER IV (con más de 20 de ellos también certificados en instalación construida). Esto demuestra la explosión que ha tenido la demanda de la certificación de los centros de cómputo en los últimos años para el Uptime Institute, organismo creador de la palabra “TIER”, referente en la industria del nivel de disponibilidad de un data center.

Existen otros organismos internacionales que certifican data centers, tales como ICREA (International Computer Room Experts Association), IDCA (International Data Center Authority) y BCS (The Chartered Institute for IT) responsable de emitir la certificación CEEDA de eficiencia energética para data centers, pero la certificación TIER es exclusiva del Uptime Institute. Debido a esto y a la certificación como ATD sobre la que trata este artículo, cuando nos refiramos a la certificación, implícitamente estaremos haciendo referencia a la certificación TIER del Uptime Institute.

Como es de esperar, la explosión de la demanda de la certificación que comentábamos antes, se dio de la mano de una proliferación en el mercado de diseñadores certificados como ATD, o al menos de profesionales (no necesariamente dedicados al diseño) de data centers interesados en obtener la certificación.

Esto se observa claramente en las siguientes cifras. Por ejemplo, a finales del año 2009, solo había cinco profesionales certificados como ATD en Costa Rica y uno solo en Colombia para finales del año 2011. Para marzo del 2015, ya hay 26 profesionales certificados en Costa Rica y 28 en Colombia. Pero estos ejemplos no son cifras aisladas de la realidad global. En el mismo período inicial, existían menos de 140 profesionales acreditados como ATD a nivel mundial y hoy son más de 1170, un crecimiento global de más de ocho veces en menos de seis años.

Evidentemente, el mercado de data center ha demandado más “diseñadores certificados como ATD”, pero también es cierto que esa demanda ha sido impulsada por algunas creencias y percepciones que ciertamente no van de la mano con la realidad, como creer que al contar con este diseñador, el diseño será certificable con seguridad bajo el TIER objetivo.

Así como existen muchos mitos asociados a los requisitos de certificación TIER de un data center (especialmente III y IV), existen también mitos asociados a la acreditación de ATD para los profesionales. Por ejemplo, aunque en teoría la certificación ATD exige que los asistentes al curso cuenten con experiencia previa en el diseño de data centers, en la realidad este requisito se obvia para muchos asistentes.

Pero ¿acaso una certificación como Accredited Tier Designer (ATD) no debería ser solamente para diseñadores? la respuesta es no, porque el curso de certificación de ATD no es un curso de diseño de data centers, y este es el primer gran mito al respecto.

En el curso de acreditación de TIER no se enseña a diseñar (el Uptime asume, de buena fe y con razón, que el asistente cuenta con la experiencia, bagaje y capacidad técnica para trabajar en el diseño de data centers), sino que se exponen los criterios generales que un diseño certificable TIER debe considerar para obtener un centro de cómputo que cumpla con el criterio de “Componentes Redundantes” (TIER II), “Mantenimiento Concurrente” (TIER III) o “Tolerante a Fallas” (TIER IV).

El cumplir con los criterios de diseño para cada nivel TIER puede ser interpretado y traducido en planos de múltiples maneras (a veces de manera errada), ya que no hay una única forma de diseñar un centro de cómputo certificable bajo un nivel TIER específico, sin embargo, sí hay múltiples detalles que se deben considerar en el diseño para cumplir con el TIER objetivo. Aunque son pocos los criterios, son muchos los detalles que hay considerar para poder obtener las certificación TIER y evitar degradar el nivel TIER que se busca obtener. Como expresa el dicho estadounidense: “the devil is in the details”.

Por otra parte, existe además la falsa creencia en el mercado y en la mayoría de los profesionales que recién se certifican como ATD, que un diseño con doble ruta eléctrica y redundancia en los componentes principales (UPS, PDU, generadores, aires acondicionados) garantiza alcanzar sino un TIER IV, un TIER III como mínimo. Muchos de esos recién certificados como ATD tienen muchos años diseñando grandes data centers así, entonces piensan erradamente que lo han hecho bien “bajo el concepto TIER” y, por ende, pueden seguir aplicando “su experiencia”. Bueno, este es otro gran mito. Nada más alejado de la realidad. No basta considerar esos elementos para cumplir con el “mantenimiento concurrente” del TIER III, ni que decir de la tolerancia a fallas del TIER IV. Lamentable o afortunadamente, según desde donde se vea, solo la experiencia de pasar por un proceso exitoso de certificación con el Uptime Institute, provee los elementos y conocimientos de esos detalles específicos que el diseño debe conllevar para cumplir con un data center certificable TIER.

Es por esta razón que en el mercado existen grandes data centers que fueron diseñados con doble ruta eléctrica y con componentes redundantes tipo 2N, 2(N+1) o incluso más, que no pueden ser certificados ni siquiera como un TIER III.

El conseguir un data center que pueda ser certificable (en diseño y construcción) TIER III o IV requiere incorporar criterios y detalles muy específicos desde el inicio mismo del diseño, que para la mayoría de los sitios diseñados previamente sin esos elementos, hace prácticamente inviable realizar las readecuaciones y cambios con el data center operativo, para poder alcanzar esas certificaciones.

Nuevamente, la experiencia de haber pasado por un proceso exitoso de certificación TIER es vital para evitar este error común.

Durante el curso de acreditación como ATD, se expone el listado de los 16 subsistemas o carpetas con información que se deben preparar para obtener una certificación TIER II o III, y de las 18 carpetas para una certificación TIER IV.

Cualquier profesional acreditado como ATD que no cuente con la experiencia de haber realizado un proceso de certificación TIER, asume que al recolectar la información solicitada en ese número de carpetas y supuestamente haber considerado los criterios generales de un TIER objetivo, debería ser suficiente para alcanzar la certificación esperada, cuando la realidad es que existen innumerables pequeños detalles que el Uptime Institute solicita para la certificación, que no están escritos en ningún documento ni son expuestos en el curso mismo de acreditación de ATD, tal como el tipo de información en texto que se debe incluir en los planos dependiendo del subsistema; el tipo de información que deben incluir las tablas resumen del documento de definición del proyecto y los documentos explicativos del funcionamiento y mantenibilidad de ciertos subsistemas del data center.

Una vez más, solo la experiencia de haber conducido exitosamente un proyecto de certificación TIER, provee el conocimiento requerido para diseñar adecuadamente y documentar la información precisa que solicita el Uptime Institute en su revisión para poder otorgar la certificación.

Aquí es importante aclarar que el costo que cobra el Uptime Institute por la revisión de la documentación y planos para la certificación de diseño incluye solamente dos revisiones con sus informes respectivos. Si se llegan a requerir revisiones adicionales, estas se cobran de manera adicional por el Uptime Institute, por ende, pueden generarse sobrecostos al proyecto y al propietario del data center si el trámite se realiza a través de personal que no cuente con la experiencia puntual de este proceso, aun cuando ese personal sea acreditado como ATD. Por supuesto, aquí el propietario del data center podría exigir a la compañía responsable del diseño que cualquier sobrecosto en el proceso de certificación debido a revisiones adicionales sea asumido por ese contratista.

Con los elementos expuestos, queremos hacer énfasis que el hecho de contar con personal acreditado como ATD por parte de la compañía responsable del diseño del data center no garantiza que el centro de cómputo pueda obtener la certificación TIER objetivo.

Es claro que contar con compañías que no solo tengan el personal idóneo con las acreditaciones respectivas (ATD, LEED AP, etc.) sino, más importante aún, gozar de la experiencia demostrable de haber conducido exitosamente proyectos de diseños certificados TIER, puede dar la tranquilidad a los propietarios interesados en certificar su data center, que efectivamente puede ser viable el obtener la certificación TIER del Uptime Institute y esta se conseguirá sin sobrecostos para ellos.

Por: Juan Carlos Londoño Z. – Ingeniero Consultor Senior – INGENIUM
[email protected]