Perú necesita más inversión en centros de datos

El pasado 23 de marzo se dieron cita en Lima los principales líderes de la industria de los centros de datos. Con el tema “El papel del data center en la transformación digital”, el evento DataCenter 360º reunió a los responsables de grandes empresas, gobiernos, banca y telecomunicaciones en torno a un mismo debate sobre la capacidad del Perú de adoptar la necesaria transformación digital.

Durante dicho encuentro, quedó de manifiesto que la inversión en tecnología y la adopción de nuevas estrategias digitales son una necesidad para la sostenibilidad del país y su tejido empresarial a largo plazo. Sin embargo, Perú necesita hacer un importante esfuerzo en inversión en infraestructuras para equipararse a sus vecinos latinoamericanos.

Perú mantiene una importante brecha de inversión en infraestructura de telecomunicaciones y centros de datos que garanticen las condiciones necesarias para el desarrollo sostenible del país a largo plazo. La importancia de cerrar esta brecha es cada vez más inminente, dada la mayor apertura comercial y el contexto económico global que exige un mayor grado de competitividad y progreso social.

La transformación hacia una economía digital, además de ser una catálisis de crecimiento, tiene efectos importantes en la productividad, el empleo y el bienestar de la sociedad. La transformación digital es un fenómeno disruptivo que permite la mejoría radical del rendimiento mediante la adopción de nuevas estrategias digitales, tales como las redes sociales, el uso de dispositivos móviles, el análisis masivo de datos (big data) y los servicios administrados (cloud computing). Los efectos positivos de esta transformación son claros y evidentes, como también muy negativos en caso de caer en un “retraso digital”.

El sector privado del Perú necesita priorizar la inversión en infraestructura de centros de datos para alcanzar a países como Chile o Colombia, los cuales más que triplican la capacidad y el número de metros cuadrados construidos. Actualmente, la necesidad de metros cuadrados y capacidad de centros de datos en el Perú es mayor a la oferta disponible. Esto hace que los precios de alquiler de espacio (racks) en los centros de datos existentes sean entre un 30 y un 50 % superiores al precio medio de la región. Además, el nivel de certificación también está muy por debajo de otros países. En el momento de escribir este artículo, apenas había una empresa de servicios de centros de datos en el Perú con Certificación de Facilidad Construida TIER III. Si bien hay alguna más en desarrollo, sigue estando muy por detrás de los 8 centros certificados en Chile o los 4 de Colombia.

El sector público del Perú también muestra un considerable atraso tecnológico, y debe acelerar la estrategia de transformación digital si quiere participar de un mercado global cada vez más competitivo. La actividad económica y social está claramente migrando hacia internet. Es urgente que los sectores de salud, transporte, educación, impuestos y todo lo relacionado con gobierno adopten las nuevas tecnologías e innovaciones de la economía digital para aumentar la transparencia, mejorar la competitividad y asegurar el desarrollo sostenible del país. Las inversiones del sector público deberían centrarse en (1) garantizar el acceso de banda ancha a toda la población; (2) desarrollar una infraestructura base de centros de datos distribuidos para las principales instituciones del país; y (3) adoptar tecnologías que faciliten la transparencia y el acceso de los ciudadanos a los servicios, el uso y la entrega de información.

Durante los años 2017 y 2018, probablemente entren en operación cerca de 6000 m2 nuevos de área blanca de centros de datos. No es suficiente. La demanda actual bien puede superar los 15 000 m2. Si tenemos en cuenta las tendencias de servicios administrados, la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas, el Internet de las cosas, la computación periférica (edge computing) y las necesidades propias del gobierno, serán necesarios cerca de 15 000 m2 nuevos de área blanca de centros de datos en los próximos 3 años.

Perú debe asegurarse de cerrar cuanto antes la brecha digital. La inversión en infraestructuras base como los centros de datos son fundamentales para asegurar el desarrollo a mediano y largo plazo. Las instituciones públicas y privadas deben priorizar y liberar cuanto antes dichas inversiones para habilitar la transformación hacia una economía digital.

Por: Fernando García – CEO, Ingenium