Las certificaciones de papel en los centros de datos

Costa Rica, 3 de octubre 2016 – A inicios del 2015, por medio de un comunicado, el Uptime Institute estableció una nueva pauta para las certificaciones de diseño TIER, o lo que ellos llaman TIER Certification Design Documents (TCDD, por sus siglas en inglés). Dicha pauta indica que aquellos centros de datos que fueron construidos para vender servicios de alojamiento, nube, colocación, etc. en los Estados Unidos, no recibirían las certificaciones TIER de diseño (TCDD). Esto fue debido al uso indebido que se estaba haciendo de las mismas, ya que ciertos centros de datos que estaban diseñados y construidos de cualquier manera, sin apego alguno no solo a la norma TIER, sino a cualquier buena práctica de construcción, estaban obteniendo certificaciones TIER III y IV de diseño, con un fin netamente comercial. En otras palabras: era una simple estrategia de mercadeo para vender más.

Una vez que el Uptime Institute toma la decisión de eliminar la TCDD para los centros de datos de servicios y establece que para dichos centros solamente se emitiría la Certificación TIER a Instalaciones Construidas (TCCF, por sus siglas en inglés), se soluciona un problema que iba en aumento.

Todo parecía perfecto, excepto que esa nueva regla tiene un defecto: solo aplica para Estados Unidos. En el resto de las regiones, los clientes continúan completamente desprotegidos; es normal ver todos los días el anuncio de certificaciones de diseño TIER III y TIER IV en centros de datos. Si bien es cierto que desde el 2014 la certificación TCDD tiene caducidad, al menos quedamos en un limbo de 2 años, ya que estas empresas aprovechan este tiempo para vender su centro de datos de «alta disponibilidad».

En Latinoamérica existe un abuso en el uso de esta certificación de diseño, y aunque obviamente el Uptime Institute no tiene responsabilidad en ello, es fundamental que todos los involucrados en esta industria establezcamos el uso correcto de la certificación. Para entender la magnitud de este problema por parte de las empresas proveedoras de servicios, valga indicar que de las más de 60 certificaciones de diseño TIER de proveedores de servicios en Latinoamérica, apenas unas 20 se han certificado en construcción. Es decir que tan solo el 30% de las certificaciones de diseño pasan a la certificación de construcción, con la cual demuestran que el centro de datos realmente haya sido construido de acuerdo con dichas recomendaciones. El otro 70% es una certificación exclusivamente de papel.

Mientras el Uptime Institute se decide a aplicar la misma condición para todas las regiones, existen dos recomendaciones muy sencillas para cumplir con este objetivo:

1. Exigir que el centro de datos esté certificado en instalaciones construidas por el Uptime Institute.
2. Si no se dispone de dicha certificación, realizar una auditoría independiente por parte de personal especializado y con experiencia.

Obviamente, la única forma de estar 100% seguros de que el centro de datos cumple con los requisitos TIER es que la instalación se encuentre certificada en su construcción (TCCF), pero si esto no sucede, la segunda opción es realizar auditorías por medio de profesionales con experiencia en este tipo de proyectos. Ellos podrán realizar un diagnóstico real de la infraestructura y así determinar si el centro de datos reúne los requisitos mínimos de la TIER ofrecida.

Recordemos que no todo lo que brilla es oro y es importante que entendamos que lamentablemente, en Latinoamérica, existen certificaciones de papel.

Por: Octavio Delgado